ASOCIACIÓN GRAN CAPITÁN GONZALO FERNANDEZ DE CORDOBA

ASOCIACIÓN GRAN CAPITÁN GONZALO FERNANDEZ DE CORDOBA
EL GRAN CAPITÁN "EL MEJOR MILITAR DE TODOS LOS TIEMPOS", EN LA BATALLA DE CERIÑOLA, católico ejemplar, a quien le dijo el Rey francés vencido y agradecido, que jamás había conocido un militar que la Victoria le hiciera tan humilde y piadoso. (detalle del Cuadro del Palacio del Senado en Madrid España, autor Casado del Alisal.).

martes, 15 de mayo de 2012

El Gran Capitán recibió la distinción Pontificia "La Rosa de Oro" del Papa en 1.497, e Isabel La Católica en 1.500


Nuestro querido y admirado Papa Benedicto XVI con la Rosa de Oro, y vestido de rosa para el 4º Domingo de Cuaresma


La Rosa de Oro es de las más altas distinciónes Pontificias, fue concedida a Gonzalo Fernandez de Cordoba por El Papa en el año 1.497, por la defensa de La Iglesia, Los Estados Pontificios y de Roma.
La Reina de España Isabel La Católica la recibió posteriormente en el año 1.500.

LA ROSA DE ORO, es un Sacramental que lleva la bendición Papal, se entrega a Santuarios y Advocaciones Marianas, y personas especialmente elegidas. Siempre el 4º Domingo de Cuaresma o de Laetare.
Se representa con un ramo de Rosas colocado en un pequeño florero de plata, representa a CRISTO Lirio de los Valles y bella flor del campo.

La Oración de entrega solemne es la siguiente:
Oremos.

"Dios, por cuya palabra y poder se hicieron todas las cosas y por cuya voluntad se rigen los Universos; que eres la alegría y gozo de todos los fieles, humildemente rogamos a Tu Majestad que por tu misericordia te dignes bendecir y santificar esta rosa gratísima de aroma y de vista, que hoy en signo de espiritual alegría llevamos en nuestras manos, a fin de que el pueblo que te pertenece, sacado del yugo de la cautividad de Babilonia por la gracia de tu Hijo unigénito que es gloria y regocijo de la plebe de Israel, anticipe a los corazones sinceros el gozo de aquella Jerusalén de lo alto que es nuestra Madre. 
Y pues en honor de tu nombre tu Iglesia se alegra y regocija hoy con este signo, dígnate, Señor, darle verdadero y perfecto gozo, y así, aceptando su devoción, perdones los pecados, llenes con la fe, ayudes con la indulgencia, protejas con la misericordia, destruyas las adversidades, y concedas todo género de prosperidad, hasta que por fruto de la buena obra, en olor de los aromas de aquella flor que procede de la raíz de Jesé, y que a sí misma se llama flor del campo y lirio de los valles, con ella en la eterna gloria con todos los Santos se regocije sin fin. 
Por Nuestro Señor Jesucristo, que contigo vive y reina en unidad del Espíritu Santo, Dios, por todos los siglos de los siglos. Amén". 









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada